Inevitable la visita al CESCO, por qué?

Hoy, 9 de noviembre, celebro mi cumpleaños. Unas semanas antes me di cuenta que mi licencia expira.  La experiencia que tuve que pasar por renovarla me inspiró a contar esta historia.  Click here for english version.

En diciembre del 2017 tuve la oportunidad de testificar frente a la Junta de Control Fiscal.  Presenté una serie de recomendaciones que, de implementarse, aseguraría una ejecución efectiva sobre los proyectos de tecnología.  Actualmente, el Gobierno impulsa una “transformación digital” que se supone resulte en mayor eficiencia y rendimiento sobre los servicios que ofrecen.  Los resultados de esta transformación son cuestionables y la Junta, en su actualidad, es incapaz de medir la efectividad de los mismos para abrir paso a lo que funciona y frenar lo que no resulte.  El 11 de diciembre tendremos un conversatorio sobre el tema, se pueden registrar aquí.

En mi testimonio, presenté inicialmente cuatro recomendaciones para  lograr una transformación efectiva. Aquí cito el segundo punto:

Apoyar una estrategia de compra de servicio que facilite contratación ágil, basada en resultados medibles.

Durante décadas, el gobierno no ha desarrollado competencias básicas en digital.  Me gusta la analogía de Jennifer Pahlka sobre el particular, dice que “abordar ese problema es el equivalente a decidir hacer dieta y ejercicio en lugar de tomar una píldora mágica para perder peso. Uno es un trabajo duro y lleva tiempo, el otro suena muy bien pero no funciona a largo plazo.”

Lo digital es algo que haces. No es  algo que compras. Si solo buscas comprar un sistema para resolver un problema sin crear una fuerza laboral que aprenda continuamente y mejore su capacidad de entrega, sus ganancias serán superficiales y de corta duración.  Miren el ejemplo de Status.PR, donde las licencias de Microsoft están al día pero el sistema de reporte de averías no funciona.

 

El proceso de “Agile Contracting” lleva varios años implementado a nivel federal.  El mismo ya cuenta con un proceso de certificación para empleados federales, llamado “Core-Plus FAC-C-DS”, creado por el US Digital Service.  El programa busca educar a empleados sobre nuevas tecnologías digitales y educa sobre cómo comprar estos servicios.  


EL CESCO DIGITAL

Aquí en Puerto Rico se trabajó un App llamado “Cesco Digital” que actualmente está disponible en iPhone y Android.  A la aplicación se conectaron sobre 200,000 personas, generando sobre 84,000 descargas de licencia para renovar marbete y recaudando sobre medio millón de dólares por concepto de pago de multas desde la aplicación, según este reportaje.  Tiene un potencial para generar millones de dólares  en ahorros operacionales y en proveer un alivio a ciudadanos que rutinariamente pasan días y hasta semanas de espanto por tener que visitar el sexto círculo del infierno un CESCO.  

A pesar de los éxitos iniciales de la aplicación, se renovó un contrato de sobre $500 mil dólares para mantenimiento de los sistemas de los CESCO que no incluye continuar trabajando en dicha aplicación.  Desde el 2011, se han ‘invertido’ sobre $9 millones de dólares en mantenimiento de estos sistemas según los registros en la Oficina del Contralor, catalogado bajo servicios en sistemas de información y procesamiento de datos en DTOP.  Durante este tiempo, no han faltado controversias.  

Es decir, la aplicación que generó mejoras en el servicio, mayor captación de pagos en multas y facilitó sobre 84,000 descargas para renovar el marbete no cuenta con un equipo de programación asignado.  Inclusive, no hay nadie dentro del Gobierno monitoreando las interacciones de esta aplicación con los usuarios.  Aquí algunos de los comentarios en el App Store, donde hasta solicitan que se amplien sus capacidades.

Esto es el equivalente a comprar un carro nuevo y dejarlo en el garaje cogiendo polvo porque optas por utilizar el carro viejo, el cual requiere un contrato con un mecánico para atender semanalmente los problemas por desperfectos.


PROXIMOS PASOS

Mi recomendación ante la Junta se ancla en su capacidad de revisar cualquier contrato gubernamental, y la necesidad de que revisen  el proceso de licitación a uno que sea capaz de medir a los suplidores a base de resultados obtenidos en el servicio prestado. Recomendé tener:

A separate revision process for all technology contracts along with performance reviews based on best practices to ensure delivery of working products with regular, continuous delivery throughout contract execution.

Es primordial centrar el trabajo en torno a la prestación de servicios al público y medir su valor tomando en consideración el mejoramiento de  la calidad de vida.  Para lograrlo, es fundamental asegurar un proceso abierto, competitivo, transparente e imparcial en la contratación de servicios digitales.   Al tener una junta sin peritaje digital , no hay manera de fiscalizar ni supervisar la selección apropiada de quién debe ejecutar los trabajos de transformación ni medir efectivamente su rendimiento.  

Un ejemplo claro de la  falta de peritaje digital de la Junta (y de sus consultores) se puede observar en el plan fiscal más reciente el cual comenta sobre la necesidad de modernizar el Registro de la Propiedad, y cito,

Improve ease of registering property – streamline and digitize the property registry system to reduce delays from the Property Registry Agency.

Tal parece que los consultores que redactaron este plan no se dieron a la tarea de conocer que entre el 2015 y 2016:

  • El registro se digitalizó en su totalidad, incluyendo documentos desde el Siglo 18 hasta el 21
  • Toma entre 5-15 minutos registrar una propiedad
  • Se puede hacer 100% en línea a cualquier hora del día.  
  • El registro está accesible en forma digital en un  100%

El Government Blockchain Association realizó un evento dirigido al tema del Registro de la Propiedad, donde se discutió la situación actual del registro y sus necesidades a corto y mediano plazo.  El gobierno lo tomó con buenos ojos y apoyaron unas actualizaciones al sistema Karibe.

Natalie Jaresko recientemente ha  resaltado la falta de compromiso del Gobierno para llevar a cabo las reformas estructurales necesaria.  No obstante, me parece que la Junta tiene que comprometerse a una fiscalización más efectiva. Ciertamente, la ausencia  de compromiso de este organismo para implementar un proceso de revisión de contratos digitales es la razón por la cual no se puede garantizar una debida ejecución y medición de trabajos.  La necesidad es apremiante. El compromiso debe ser urgente. 

Los invito a que nos acompañen el martes, 11 de diciembre a la cuarta edición de la serie “Dear Fiscal Board” donde presentaremos el tema de fiscalización digital y las acciones concretas que la junta puede tomar para asegurarse que se cumplan  los compromisos gubernamentales.

Please follow and like us:
error